Segunda semana de TAI-CHI-KUNG en la Garrigueta de San Luis

20140701_205345-1-1Martes y Jueves de esta semana nos encontraréis de nuevo en la Garrigueta de San Luis para seguir disfrutando de la naturaleza: de nuestra naturaleza, interna y externa, sintonizando con los ritmos profundos que la mueven, gracias a la respiración, el movimiento y la meditación permanente. Besos y mucho cariño.

Renacimiento: Eneas y la rama de oro

CIMG1245Esta mimosa frente a nuestro balcón de Cardedeu hace unos días nos anunciaba la Primavera y tantas cosas…

Se dice que con una rama “de oro” de ese tipo de árbol consigue Eneas descender al infierno en busca de su padre. La naturaleza nos conduce al mito, es decir, a nuestra historia verdadera, la que trata de nuestra felicidad aquí y ahora.

Sin tomar a nuestro padre (y tamibén a la madre) en nuestro corazón, la felicidad es imposible.

Pero él “se halla en el infierno” de nuestra mente inconsciente, porque allí lo hemos metido de pequeños…asustados, desaprobados, culpables, rabiosos.

Y allí, al infierno vamos a buscarlo con esa “rama de oro ” que nos ilumina en la oscuridad de las profundidades. Nos la ofrece la sibila, la intuición superior: la misma que anuncia el nacimiento del niño divino.

La mimosa, con su explosión de vida, salva a nuestro héroe (Eneas) de ceder a la pulsión de muerte en en su búsqueda: una pulsión que todos los nacidos de madre padecemos en distintos grados, y que tiende a confundirnos hacia el desánimo y la desesperanza.

Virgilio nos cuenta la historia entera en el sexto capítulo de su célebre poema épico, escrito en hexámetros latinos. Vale la pena releerlo, sabiendo que trata de ti y que los infiernos, aunque ilusorios, los hemos creado nosotros con el miedo y la ignorancia de la tierna edad.

El padre (toda la fuerza, la resonancia creativa de ese nombre) nos aguarda amoroso y feliz en los Campos Elíseos, donde todos los héroes gozan directamente la alegría espermática que la abundancia de semen aporta. Pero para encontrarlo hemos de pasar por el infierno, donde los monstruos, oscuridades, venenos y temores.

La vida es aventura. La mujer es como el hombre, porque en el alma tenemos todos la sexualidad entera.

(Ven a compartir conocimientos y experiencias del Yin / Yang y la alquimia del renacimiento interior en nuestro tercer encuentro de Tai-chi-kung en Barcelona. Este viernes de 20:30 a 22:30 h en el Centro Alma de Yoga, c/ Ripollès, 46 -metro Clot-Aragó) https://artedelaenergia.wordpress.com/2014/02/07/taichikung-en-barcelona/

 

 

 

TAICHIKUNG: Aprendemos a perdonar al enemigo

CIMG1053Nuestro ego no sabe, ni puede ni quiere perdonar: es la mente que no perdona.

También a menudo nos hace creer que no tenemos enemigos!…y resulta que los tenemos! Forman parte de nuestra estructura. Los necesitamos. Nos enseñan, porque nos tocan…

Entonces, qué es un enemigo? …Más allá de las imágenes novelescas y peliculeras, un enemigo es alguien que no te gusta, alguien que prefieres no encontrarte, alguien que evitas siempre que puedes. Eso! Y también, alguien que te hiere o te ha herido y hecho daño.

Encuentra a tu enemigo! porque es para ti un tesoro. Es para el perdón.

Pero perdonar no es lo que vulgarmente se cree: No es con la mente ni con las palabras que se realiza esa operación tan importante. No es una mera declaración pensada, creída o pronunciada.

Perdonar es una potentísima energía transformadora, que nos viene dada desde arriba. Cuando se produce, la damos y a la vez la recibimos, sintiéndola con todo el cuerpo. Es puro chikung (arte de la energía), pura luz irradiando desde lo más hondo de las células y las moléculas de nuestra materia viviente. Es alquimia actuante.

Perdonar es la clave de nuestra felicidad. Y viceversa: la mente-que-no-perdona es nuestro principal obstáculo.

En realidad el perdón es un truco cósmico: porque cuando perdonamos al enemigo (al otro, sea quién sea que la vida nos ponga delante) nos estamos perdonando a nosotros mismos. Porque en realidad no hay separación. La verdadera persona la formamos yo y el otro. Juntos, todos, sin exclusión, mediante el perdón.

El perdon no existe espontáneamente en nuestra alma. Debemos aprenderlo. Es un trabajo (el trabajo?) interno: la esencia del arte de la energía.

(Ven a disfrutar este viernes en el Centre Àrnica de la Seo de Urgel compartiendo enseñanzas y prácticas de la escuela interna del Taichikung ArtEnergía)

 

TAICHIKUNG en Barcelona

Rètol BcnAgradezco de antemano la feliz oportunidad de volvernos a encontrar en la megalópolis con algunos amigos, alumnos y compañeros ya conocidos. También la de ampliar el círculo a los que se acerquen de nuevo…Siempre compartiendo alegría y felicidad en la presencia aquí y ahora, disfrutando con artes y ciencias ancestrales de múltiple aplicación, recibiendo el polvo de estrellas de donde venimos y adonde nos dirigimos.

Nos reuniremos en Estrella Mármara los días 7 de Marzo y 25 de Abril. Los restantes, en Alma de Yoga.

 

T’AI-CHI-CHUAN: Cola del Gorrión y Garza batiendo Alas

Agarrar la cola del gorrión from Arte de la Energía on Vimeo.

Levantar aguas y Coger la cola del gorrión from Arte de la Energía on Vimeo.

La garza blanca bate las alas from Arte de la Energía on Vimeo.

La garza blanca bate las alas from Arte de la Energía on Vimeo.

TAICHI·CHIKUNG: más allá del Ego, recuperar la animalidad

Copia de 549727_515266998488115_1134994907_nNuestra naturaleza animal es   divina.

Por el trauma del nacimiento perdemos nuestra animalidad inocente: con el Arte de la Energía aprendemos a recuperarla.

Paradójicamente el progreso espiritual del ser humano se produce yendo “para atrás” y no “palante”, como vulgarmente creemos.

Los animales -la naturaleza en general- nos enseñan…: ante todo con su humildad.

También nos enseñan mostrando la inocencia.

Siendo como ellos nos volvemos efectivamente “animales superiores”. Así!…:aparcando nuestro EGO. Poniéndolo al servicio.

Retornando a nuestra naturaleza animal dejamos de ser meros animales, porque nos damos cuenta de lo verdaderamente humano.

Los animales, todos ellos, son energías divinas (“aspectos de Dios”) y, como tales, están “dentro” de nosotros.

Mediante el TAICHI·CHIKUNG aprendemos a sanarnos con ejercicios movimientos y gimnasias para conectar con la naturaleza animal (interna y a la vez externa).

(participa este viernes en nuestro grupo del Centre Arnica, tal como se anuncia en el cartel adjunto)

TAICHÍ·CHIKUNG: entre Cielo y Tierra descubre tu cuerpo

Copia de P1360671El ARTE DE LA ENERGÍA es FISICO y a la vez META-FÍSICO:

Inmersión en la NATURALEZA y trascendencia de la misma.

Tu CUERPO también es el gran misterio a DESCUBRIR y TRASCENDER.

En esencia los seres humanos somos inmortales.

Una somnolencia sobrevenida al nacer nos impide verlo.

Aprendemos mediante la COMUNICACIÓN…es decir, la COMUNIÓN.

Nuestro CUERPO DE VERDAD es a la vez individual y comunitario.

Con el TAICHÍ·CHIKUNG aprendemos a encarnarlo.

Con la ENCARNACIÓN nacemos de nuevo al mundo, a nuestro mundo de verdad: salimos poco a poco del CAOS.

El ARTE DE LA ENERGÍA es una gran ayuda para despertar y “volver a nacer”.

 

(TE ESPERAMOS ESTE PRÓXIMO VIERNES EN EL GRUPO DE PRÁCTICAS QUE ESTAMOS FORMANDO EN EL CENTRE ÀRNICA DE LA SEU. VER CARTEL).

TAICHÍ·CHIKUNG: gimnasia para el esqueleto

P1360536El TAICHI·CHIKUNG, y el ARTE DE LA ENERGÍA en general, no se pueden comprender más que experimentándolos directamente.

Son formas de MEDITACIÓN SANADORA que se practican sentado, de pie, en movimiento y jugando con otros.

Aludimos a su contenido mediante IMÁGENES, SÍMBOLOS y PARADOJAS, que ayudan a abrirnos a otra dimensión de nosotros y el mundo.

En materia de gimnasia, por ejemplo, ¿has pensado alguna vez que el ESQUELETO es más importante que los músculos y los tendones?

Tu esqueleto es la imagen material y viviente de tu equilibrio y tu alineación correcta “entre CIELO y TIERRA”.

El TAICHÍ·CHICUNG te permite reconocerlo, sentirlo, alinearlo y fortalecer los huesos mediante GIMNASIA FLEXIBILIZANTE.

Aprendes a abrir simultáneamente las SESENTA Y CUATRO ARTICULACIONES principales, que son su “sintaxis”.

Entonces circula libremente por todo tu cuerpo el FLUJO DE CHI: el ESPÍRITU divino y energético, que todo lo cura, penetrando en todas y cada una de tus células.

Para ese tipo de gimnasia, que incluye prácticas “marciales”, aprendes a moverte “como si estuvieras siempre en el borde de un precipicio”. Gracioso, no?

Pero -aún más importante- el HUESO contiene el TUÉTANO, hecho del mismo “material” que tu cerebro y tu sistema nervioso. Todo eso eso tiene un sentido material y a la vez un sentido simbólico: en lo más íntimo de tu estructura late el más dinamizante, energético y espiritual de tus tejidos. Recuerda tu ESQUELETO, cultiva tu MÉDULA…Continuará.

(TE ESPERAMOS ESTE PRÓXIMO VIERNES EN EL GRUPO DE PRÁCTICAS QUE ESTAMOS FORMANDO EN EL CENTRE ÀRNICA DE LA SEU. VER CARTEL).