Tai·Chi·Kung en la montaña: alquimia e inmortalidad

Tai·Chi·Kung en la montaña: alquimia e inmortalidad

 

Ofrecemos un fin de semana intensivo en el corazón del Pirineo para conectar de nuevo nuestra Energía con la fuente de donde mana permanentemente…Dicen los clásicos que “los sabios estudian el calendario” y es cierto: el Otoño, esa hermosa estación bajo el signo de Venus-Afrodita, nos invita a desprendernos de todo lo viejo, lo superfluo, lo que ya no sirve, para retornar a la Esencia, al núcleo, al tuétano inmortal de nuestros huesos… siguiendo el ejemplo de los fresnos y los robles, que sueltan las hojas para reconcentrarse en la vida interna de la savia de cara a la Nueva Primavera: siempre renaciendo a través de los ciclos de la vida…

Bajo el lema “Alquimia e inmortalidad” compartiremos un fin de semana junto al fuego, en los bosques, junto al dolmen, caminando, meditando, conversando, disfrutando sobremesa, aprendiendo hermosos movimientos curativos de la gimnasia sagrada que tanto nos gusta practicar. Para más información, llamad a Lisette: 638 526 859  / 636 721 715

TAICHÍ·CHIKUNG: integración de los opuestos: el PERDÓN

Copia de lincesLa vida es el juego cotidiano entre los opuestos, que se atraen, juntan, separan, luchan, juegan y se complementan: YIN / YANG.

El Universo (Dios) es como una especie de enorme bestia sexuada.

Siempre está jugando CONSIGO MISMA a través de nosotros.

Lo OTRO es en realidad nuestr@ complementari@.

Lo OPUESTO aparece cuando PROYECTAMOS en el OTRO lo que no nos gusta de nosotros mismos.

Por la SEPARACIÓN, el RENCOR, el ODIO, y la LUCHA, quedamos atrapados en el EGO, que es MIEDO, LUCHA y DOLOR.

Por el PERDÓN recuperamos la unidad perdida. Pero, ojo!!! Perdonar no es fácil ni automático: no es desde la mente que podemos realmente perdonar.

PERDONAR es un Arte superior: perdonando al OTRO te estás perdonando a TI MISMO… Es un truco cósmico!

En realidad los seres humanos por nosotros mismos no sabemos ni podemos perdonar: es ALGO SUPERIOR Y MÁS GRANDE quién lo hace a través de nosotros…

Llamémosle AMOR.

También SALVACIÓN, LIBERACIÓN, ILUMINACIÓN, SANACIÓN…tantos nombres! y ninguno puede contenerlo…

(Ven a gozar con nosotros de la práctica este viernes en el Centre Àrnica de la Seu d’Urgell, en el Pirineo, cerca de Barcelona. Ver cartel adjunto)

TAICHÍ·CHIKUNG: la Gran Medicina de Apolo

sol_alegre-1219El principio de tu sanación son las GANAS de SANAR. Aquí comienza la GRAN MEDICINA, aunque hay también “medicina” en otros niveles.

El TAICHÍ·CHIKUNG (ARTE de la ENERGÍA) es un sistema de sanación que opera en los tres principales niveles de la medicina: cuerpo, psiqué y espíritu.

La sanación por el Espíritu es la más eficaz y directa. Emana de tu Corazón satisfecho. Hace vibrar todas tus células y las de quienes te rodean: es gracia, amor, atracción, ganas, diversión, ilusión, empatía…En suma: BELLEZA y BONDAD emanando de tu Sagrado Corazón Iluminado. Esa es, en los antiguos mitos, la MEDICINA de APOLO.

No siempre estamos conscientemente conectados con ESA FUENTE INHERENTE DE TODO BIEN. Entonces podemos también activar los niveles inferiores de la sanación. Pacificamos nuestra psiqué (mente/emoción) y hacemos circular directamente en el cuerpo el flujo bioenergético dejando que penetre por todo, hasta el “tuétano de los huesos”.

Sanamos la psiqué rectificando los programas equivocados de nuestra computadora mental y, a la vez, procesando las aguas corrompidas y ponzoñosas de  las emociones que nos dañan. Trabajamos aquí con imágenes, mandalas y mantras curativos, que ayudan a “dar a luz” nuestras oscuridades inconscientes transformándolas. Esa es en el mito la “medicina de Esculapio” (el dios de Epidauro y de Ampurias!…).

La sanación de emergencia actúa directamente sobre el cuerpo. El TAICHÍ·CHIKUNG nos ahorra -cada vez más con la práctica asidua- acudir a los médicos y hospitales. Activamos cada día el cuerpo mediante eficaces “posturas mágicas”, hermosos ademanes, gestos, actitudes y deplazmientos, suaves, fluidos y armónicos. Nos movemos en sintonía con la respiración. Con todo ello aprendemos a deshacer nosotros mismos los bloqueos de energía, origen de todos los dolores y enfermedades. El “flujo de Chi” lo cura todo directamente, si le damos paso. Esa es en el mito la “medicina” del centauro Quirón, maestro de Aquiles, que es el “guerrero” por excelencia en la épica de Homero.

(…agradezcamos a Paul Diel (El simbolosmo en la mitología griega) haber reconocido en el lenguaje de los mitos las dinámicas de la sanación, que acabo de apuntar).

 

TAICHI·CHIKUNG: descubre tu CUERPO INTERIOR

P1360760El TAICHI·CHIKUNG es para descubrirte a TI MISMO en otra dimensión: respirar desde tu CUERPO INTERNO.

Está hecho de BONDAD-BELLEZA. Es GOCE y SANACIÓN para ti y los demás que te rodean.

CUERPO SAGRADO al que accedemos también con la GIMNASIA SAGRADA.

Es es antiquísimo “cuerpo” que ya tienes desde que naciste: el “embrión” de tu NIÑO INTERIOR.

Ven a gozarlo este VIERNES A LAS 20, 30 h.  y aprovecha para pernoctar/despertar en la alta montaña (TODO POR 30 € !!!) tal como se ofrece en el cartel.

Descubre el Arte de la Energía

Encapçalament 8 Nov 13El Arte de la Energía te conecta con la Fuente de la Vida que existe en ti concreta y real. La Energía es el flujo de la Vida, que corre desde la Fuente por todos los tejidos, órganos y células de tu cuerpo. Es mucho más que simple materia, aunque también es materia. Es Respiración, Aliento, Pulsación cardíaca, Latido, Expansión, Ánimo, Vibración, Flujo bioenergético, Alegría, Goce….En última instancia es AMOR. Y seguramente ya comprendes que no se trata solamente del amor de las novelas rosas ni del amor teñido de temores tan corriente en nuestras relaciones de pareja. Es aprender a conectarte con el flujo de Amor/Vida que mueve el Cosmos entero, que mueve las dinámicas profundas de tu cuerpo. O mejor: las dinámicas de “tus cuerpos”, incluyendo los cuerpos más sutiles, porque el Arte de la Energía se aplica también a tus emociones, a tus sensaciones internas. También a tu mente y a la manera de dejar fluir tus pensamientos sin ser víctima de ellos.

Lo llamamos “Arte” porque es mucho más que “técnica”. Aunque usamos técnicas del Taichí·Chikung y otras artes tradicionales, que explicaremos un poco en una próxima entrega.

El Arte nos remite directamente a la armonía, al equilibrio, a la belleza. Corporalmente consigues el estado de salud y aprendes a curarte tu mismo las dolencias y las enfermedades. Obtienes un cuerpo en buena forma y con buena línea (ni gorda ni flaca: la más hermosa, la tuya, la que te pertenece). Obtienes un rostro agradable, mejor que el que puedes conseguir con métodos externos como los que se ofrecen en los institutos de belleza (por otra parte tan valiosos).  Te cambian el color de la tez, la voz, la mirada, el porte, el talante. Obtienes gracia y donaire en todos los sentidos.

El Arte de la Energía te permite conectarte a diario con la Fuente de la Bondad y la Belleza mediante el Flujo Bioenergético, que aprendes a reconocer en ti y a potenciarlo, bañándote en él. Todos los resultados que inmediatamente obtienes en tu cuerpo material y físico, son un reflejo de la sanación más interna que se produce en tu alma. Con el Arte aprendes a transformar tus emociones y pensamientos dañinos en energía creativa, en beneficio tuyo y de quienes te rodean.

En la próxima entrega explicaré algo del movimiento, las posiciones y la gimnasia típicos del Arte de la Energía. Los agrupamos en el lema TAICHÍ-CHIKUNG.