TAICHIKUNG: Aprendemos a perdonar al enemigo

CIMG1053Nuestro ego no sabe, ni puede ni quiere perdonar: es la mente que no perdona.

También a menudo nos hace creer que no tenemos enemigos!…y resulta que los tenemos! Forman parte de nuestra estructura. Los necesitamos. Nos enseñan, porque nos tocan…

Entonces, qué es un enemigo? …Más allá de las imágenes novelescas y peliculeras, un enemigo es alguien que no te gusta, alguien que prefieres no encontrarte, alguien que evitas siempre que puedes. Eso! Y también, alguien que te hiere o te ha herido y hecho daño.

Encuentra a tu enemigo! porque es para ti un tesoro. Es para el perdón.

Pero perdonar no es lo que vulgarmente se cree: No es con la mente ni con las palabras que se realiza esa operación tan importante. No es una mera declaración pensada, creída o pronunciada.

Perdonar es una potentísima energía transformadora, que nos viene dada desde arriba. Cuando se produce, la damos y a la vez la recibimos, sintiéndola con todo el cuerpo. Es puro chikung (arte de la energía), pura luz irradiando desde lo más hondo de las células y las moléculas de nuestra materia viviente. Es alquimia actuante.

Perdonar es la clave de nuestra felicidad. Y viceversa: la mente-que-no-perdona es nuestro principal obstáculo.

En realidad el perdón es un truco cósmico: porque cuando perdonamos al enemigo (al otro, sea quién sea que la vida nos ponga delante) nos estamos perdonando a nosotros mismos. Porque en realidad no hay separación. La verdadera persona la formamos yo y el otro. Juntos, todos, sin exclusión, mediante el perdón.

El perdon no existe espontáneamente en nuestra alma. Debemos aprenderlo. Es un trabajo (el trabajo?) interno: la esencia del arte de la energía.

(Ven a disfrutar este viernes en el Centre Àrnica de la Seo de Urgel compartiendo enseñanzas y prácticas de la escuela interna del Taichikung ArtEnergía)

 

TAICHÍ·CHIKUNG: integración de los opuestos: el PERDÓN

Copia de lincesLa vida es el juego cotidiano entre los opuestos, que se atraen, juntan, separan, luchan, juegan y se complementan: YIN / YANG.

El Universo (Dios) es como una especie de enorme bestia sexuada.

Siempre está jugando CONSIGO MISMA a través de nosotros.

Lo OTRO es en realidad nuestr@ complementari@.

Lo OPUESTO aparece cuando PROYECTAMOS en el OTRO lo que no nos gusta de nosotros mismos.

Por la SEPARACIÓN, el RENCOR, el ODIO, y la LUCHA, quedamos atrapados en el EGO, que es MIEDO, LUCHA y DOLOR.

Por el PERDÓN recuperamos la unidad perdida. Pero, ojo!!! Perdonar no es fácil ni automático: no es desde la mente que podemos realmente perdonar.

PERDONAR es un Arte superior: perdonando al OTRO te estás perdonando a TI MISMO… Es un truco cósmico!

En realidad los seres humanos por nosotros mismos no sabemos ni podemos perdonar: es ALGO SUPERIOR Y MÁS GRANDE quién lo hace a través de nosotros…

Llamémosle AMOR.

También SALVACIÓN, LIBERACIÓN, ILUMINACIÓN, SANACIÓN…tantos nombres! y ninguno puede contenerlo…

(Ven a gozar con nosotros de la práctica este viernes en el Centre Àrnica de la Seu d’Urgell, en el Pirineo, cerca de Barcelona. Ver cartel adjunto)