El punto en el corazón y el corazón interno del mundo

317429_278955515463690_124164554276121_1125828_865355592_n

Me encanta leer los artículos de Laitman, cabalista, donde enlaza la situación actual del mundo con el proceso interno del ser humano que somos cada uno de nosotros. Usa un lenguaje propio, arraigado a un linaje del esoterismo hebreo, pero las ideas-fuerza que transmite son universales, útiles, aplicables a distintos contextos si somos capaces de hacer la traducción. Anima con ellas a la actual minoría mundial que ha reconocido en su corazón el “punto divino”, mantiene contacto con Él y lo cultiva. De esa minoría (que con toda propiedad podemos llamar “élite”) depende la salvación del conjunto. Porque es ella la que se encarga de transmitir la luz, el amor, la fe y los ánimos en general, a todos los que todavía no han abierto el “punto en el corazón” y no han hallado la manera de autoalimentarse conectándose directamente con el Cielo, con el Creador. A esa minoría despierta y radicalmente altruista la llama Yashar-El (es decir, Israel), un nombre sagrado que significa “directo hacia el Creador” (straight to the Creator).

Añadiré que esa minoría está funcionando dentro de todos los países, culturas y contextos espirituales de nuestro mundo actual. Genera redes invisibles, pero no menos eficaces, perfecta y sutilmente conectadas. No tenemos porque mezclar religiones ni métodos espirituales, ni estilos de oración, ni símbolos ni lenguajes… Cada tierra, cada grupo o religión tiene los suyos, reviste un aspecto distinto, pero internamente coincide con todos los demás al compartir la Paz, la Bondad y la Belleza, acercándolas a todos los que estén hambrientos de beber y comer ese tipo de alimento básico de la Vida. El cambio característico de nuestro tiempo es un cambio de Conciencia, una auténtica metanoia, que comporta un cambio radical de actitud ante Uno Mismo, el Prójimo y la Naturaleza, realidades que son otros tantos nombres del Ser que nos da la vida y compartimos. El nombre cabalístico que significativamente da Laitman a esa minoría activa es Yashar-El (es decir “Israel” en sentido espiritual, o simbólico…bien distinto del estado sionista creado en el siglo XX por las potencias occidentales, usurpando ese nombre) y por tanto su papel se halla expresado en la historia de Jacob (su crianza, sus andanzas, su descendencia) muy digna de ser repasada y meditada con las claves interpretativas que estamos dando. Parte de nuestro cambio actual de conciencia es comprender que antes de pertenecer cada uno de nosotros a una historia convencional (enseñada en la familia, el colegio, en la actual cultura) pertenecemos a una “historia sagrada” o “mítica”, atemporal, historia de la Humanidad en mayúscula, que nos enseña el camino de la salvación y la “vuelta a Casa”. Pongo a continuación el link del artículo de Laitman que ha motivado ese comentario.

http://laitman.com/2012/12/the-inner-heart-of-the-world/?utm_source=feedburner&utm_medium=email&utm_campaign=Feed%3A+MichaelLaitman+%28Michael+Laitman+%28Eng%29%29

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s