Historia sagrada más allá de los estereotipos: “salir de la ciudad cautiva”

La “ciudad cautiva” en la Biblia está representada con distintos simbolismos. Uno de ellos, la cautividad del “pueblo elegido” en Egipto, bajo la dictadura de Faraón y sus esbirros, que lo mantienen en la esclavitud sometido a todo tipo de trabajos forzados.

Desde nuestra formación racionalista acostumbramos a sonreir al recordar ese tipo de historia y, aún más, por ir acompañada de imágenes realistas que quedaron grabadas en nuestra memoria de niños. Ahora, sin embargo, disponiendo de las claves del simbolismo, que nos han sido dadas, podemos recordar, releer y meditar ese tipo de materiales como una gran ayuda para el Conocimiento (en mayúscula) que es el conocimiento de Sí mismo.

¿No es verdad que nos hallamos muchas veces en una situación mental-emocional muy parecida al cautiverio? Está hecha de impotencia, obligada sumisión a tareas que nos caen encima como una pesada losa, agotamiento, desánimo, aflicción…sin saber cómo liberarnos de ella…

No es verdad que nos sentimos a menudo como auténticos esclavos de poderes que nos vienen impuestos desde fuera por las circunstancias de la vida, la necesidad de las cosas, la injusticia de situaciones, la arbitrariedad de algunos, etc. etc?

Ahondando un poco más…No es verdad, que nuestra propia mente (los pensamientos que siempre nos vienen) funciona a menudo como un déspota, un dictador, un juez implacable, crítico en extremo, un gran censor o inquisidor, que poco a poco nos va hundiendo en la desgracia, la miseria, la tristeza, el autodesprecio hasta la desesperación? No sabemos cómo librarnos de ella ya que, encima, tiene razón…

Todo eso ocurre más allá de nuestras ideologías más o menos progres, más allá de la creencia moderna en la libertad que en teoría tenemos. Incluso más allá de la riqueza material, el confort, las seguridades y garantías que nos ofrece generalmente el tipo de estado social que compartimos.

Aunque muy evolucionados e incluso “espirituales” en cierto sentido, caemos una y otra vez en las garras de Faraón (nuestro ego individual y colectivo) y sus esbirros, que a partir del dolor, la culpa y el miedo nos imponen mil y un trabajos que nos hacen ir atareados  con la lengua fuera, sin tener tiempo para nada más que para subsistir en un tipo de vida comparable a un régimen de esclavitud interior, a “una ciudad cautiva” que compartimos con el prójimo siempre quejándonos, achacando las culpas a los demás y sintiéndonos víctimas.

Estamos anunciando para el próximo Octubre un nuevo curso bajo el lema “salir de la ciudad cautiva”. Será un gran placer compartir con vosotros la salida real de esas restricciones que nos afectan a todos.  Aprendemos a salir una y otra vez del estado de cautividad conociendo nuestra mente-emoción, transformando nuestro pensamiento, sintiendo y curando nuestro cuerpo…sobre todo conectando con el Yo verdadero, aquí y ahora, el que jamás nos abandona ni deja de Ser.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s